Inicio > Servicios Médicos > Ensenada se suma a campaña “Un día mundial sin tabaco”

Ensenada se suma a campaña “Un día mundial sin tabaco”

Ensenada, B. C., 31 de Mayo de 2019.- Con el fin de crear conciencia sobre los efectos nocivos del tabaco en la salud, la Organización Mundial de la Salud asignó el 31 de mayo como el Día Mundial Sin Tabaco, campaña anual a la que se suma el municipio de Ensenada, informó el jefe del Departamento de Servicios Médicos Municipales.

Isaac David Pérez Guzmán mencionó que se pretende desestimular a los fumadores debido a los daños que causa a diversos órganos, además que afecta a los fumadores pasivos, es decir a quienes se exponen al hubo sin precisamente consumirlo

El galeno municipal citó que de acuerdo a las estadísticas, en Ensenada consumen cigarrillos el 51 por ciento de las personas, en tanto que a nivel estatal la cifra es del 42.29%.

Isaac Pérez dio a conocer que realizaron un muestreo en un bachillerato de la localidad, donde detectaron que de 510 alumnos la frecuencia de consumo de tabaco era un tanto mayor al 49%; por géneros el 55% corresponde a hombres y 44% son mujeres.

La prevalencia general del 49% indica que Ensenada está por arriba de la media nacional y es igual que la estatal, aun cuando la población es mayor en la capital del estado.

Explicó que de la población de Ensenada respecto a mayores de 12 años, el 51% alrededor de 440 mil fuman o lo han hecho en alguna ocasión, originando con ello enfermedades respiratorias y cáncer pulmonar.

Se dice que el humo del tabaco permanece en el interior de las habitaciones hasta por cinco horas y contiene más de siete mil sustancias químicas, de las cuales 69 originan cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas y afecta la función pulmonar.

La medida más eficaz para mejorar la salud pulmonar es reducir el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, lo que origina a su vez un alto costo social y médico para Baja California.

Como parte de sus actividades el Departamento de Servicios Médicos lleva pláticas con los estudiantes para informarles los daños que ocasiona el tabaco y los invita a no ser una estadística mortal más.

Además del gasto social que esto representa, finalizó el funcionario, están los costos que le significan a la entidad y a las familias de los afectados, por lo que los conmina a dejar el vicio o disminuir el número de unidades que consumen.