Inicio > Educación > Recuerda Gobierno Municipal a Felipe Carrillo Puerto en ceremonia cívica

Recuerda Gobierno Municipal a Felipe Carrillo Puerto en ceremonia cívica

Ensenada, B.C., 3 de Enero de 2019.- El XXII Ayuntamiento que preside Marco Novelo, a través del Departamento de Educación, conmemoró el XCV Aniversario del Fallecimiento de Felipe Carrillo Puerto en el busto ubicado en calle Cuarta y avenida Soto.

Tras los honores  a la bandera y canto del Himno Nacional, Delfina Ramírez Solórzano, integrante de la Asociación Cultural de Liberales de Ensenada, narró un poco de la vida de dicho personaje de la historia de México.

La profesora Delfina Ramírez hizo mención de que Felipe Carrillo Puerto falleció un 3 de enero de 1924, pero desde pequeño se interesó por defender los derechos de los indígenas mayas, por lo que aprendió la lengua para fomentar la inclusión social.

Se casó con Isabel Palma con quien tuvo cuatro hijos y siendo muy joven, antes de su mayoría de edad, fue encarcelado por exhortar al pueblo maya a derribar la cerca construida por los hacendados, pero fue liberado prontamente.

Fue seguidor de Emiliano Zapata de 1879 a 1919, para unirse después al maderismo y en 1911 apoyó la candidatura de Moreno Cantón participando en contra de José María Pino Suárez.

La integrante de los Liberales de Ensenada A. C., comentó que Felipe Carrillo promovió la sindicalización obrera en Yucatán y la difusión de la lengua maya en 1914, por lo que su carrera ascendió a tal grado que llegó a ser gobernador de Yucatán en 1921.

Además que durante su gobierno se repartieron 664 mil 835 hectáreas, impulsó la construcción de caminos, unió poblaciones alejadas y facilitó el acceso a los centros arqueológicos, además de fijar el salario mínimo promulgando leyes de previsión social y del trabajo.

Años antes de su muerte, Felipe Carrillo Puerto también promovió los derechos políticos de las mujeres, aclarando que el matrimonio es un contrato social que podía disolverse tanto por ambos géneros, ya que hombres y mujeres son iguales ante la sociedad, dios, la ley y la cultura.